Saltar al contenido
Todo Destilados

Whisky japonés

monte Fuji Japón

Se suele decir que los japoneses no inventan nada, pero que todo lo mejoran. No creo que esa afirmación sea cierta, pero en el caso del whisky, sin duda podría ser cierta.

Los whiskies japoneses se han ganado el reconocimiento internacional. La elegancia es su emblema. Lo único malo es que, gracias a su éxito y su limitación natural, los precios han subido demasiado los últimos años.

La industria del whisky japonés es la que es gracias a los pioneros Shinjiro Torii y Masataka Taketsuru. El primero dejaría como legado la destilería Suntory y Yamazaki, el segundo, Yoichi (Nikka).

En Japón no existe ninguna zona específica que sea sinónimo de denominación de origen. Las destilerías se encuentran dispersas por distintas partes de la isla. El estilo y la calidad lo marca la destilería en sí antes que la zona geográfica, como si ocurre por ejemplo en Escocia.

La inspiración del whisky japonés es totalmente escocesa. Por eso no sorprende que su elaboración sea muy parecida. La diferencia principal es el uso de la levadura koji, que hace el efecto de hidrolisis enzimática y además fermenta la mezcla hasta conseguir alcohol. Esta técnica es la que se usa en la elaboración del sake.

Whiskies single malt japoneses

Whiskies blendend japoneses

Single grain japonés

Reseñas de whisky single malt japonés

Reseñas de whisky blended japonés

 

Un poco de historia

No se sabe exactamente cuando empezaron a producir destilados en Japón. Se cree que la técnica llegó en algún momento en el siglo XV. En ese entonces lo que se destilaba era la malta remojada de arroz, y la bebida destilada resultante se llamaba shochu.

El whisky como tal no se conocería en las islas japonesas hasta el 1850 cuando llegaron por primera vez a través de una flota americana. Se empezaría a importar en el país a finales del 1860 de una forma más regular y se popularizaría especialmente durante las ultimas décadas de este siglo.

terrazas Japón

La historia del pionero Shinjiro Torii es algo peculiar. Nacido en el 1879 abrió su primera empresa de importación de vinos -muchos de ellos de España- con 20 años. Tuvo que cerrar ya que los japoneses de esas generaciones no apreciaban el vino lo suficiente.

De todas formas, siguió en la compra-venta de productos como té o cerveza y en el 1920 se casó con una escocesa. Al año siguiente fundaria lo que se conocía como Kotobukiya, la cual cambiaría en el 1963 al nombre de Suntory, la cual es hoy en día una de las más grandes compañías de destilados a nivel mundial.

Torii contrataría a Masataka Taketsuru, hijo de un famoso productor de sake y muy interesado por el whisky. Viajó a Escocia durante el 1918 y el 1920 para empaparse de la cultura del whisky y de sus secretos. También estudió en Glasgow y trabajó para un par destilerías, una de ellas Campbeltown.

Taketsuru creía que la localización de la destilería era clave para desarrollar un producto de calidad. Había que emular las condiciones climatologías de Escocia. Torii sin embargo creia que era más importante construirlas cercas de ciudades importantes como Osaka o Kyoto.

Shinjiro Torii fundaría lo que se conoce como Kotobukiya, la cual cambiaría en el 1963 al nombre de Suntory, la cual es hoy en día una de las más grandes compañías de destilados a nivel mundial.

La primera destilería se construyó en Yamazaki, donde su agua tenía especial fama por su pureza. Lanzarían su primer whisky en el año 1929. El publico japonés no lo supo apreciar del todo: era demasiado ahumado.

Aun así consiguieron un éxito mucho más brillante con el lanzamiento de Kakubin. Un blended que vende hoy en día unas 33 millones de botellas, convirtiéndolo en el whisky japonés más vendido.

Suntory kakubin whisky japonés

Suntory Kakubin Yellow Bottling es el whisky japonés más vendido

Taketsuru abandonaría Suntory para abrir su propia destilería, la cual abrió en el 1934 y llamaría Yoichi.

La abriría en la isla de Hokkaido, ya que el clima allí es parecido al de Escocia: frío y húmedo.

El primer whisky blended lo comercializaría en el 1940 después bajo el nombre de Nikka.

Nikka consigue un éxito sin parangón para la historia del whisky japonés.

Origen y clima

Aunque las destilerías japonesas estén ubicadas en distintas zonas geográficas, no se conoce ninguna zona en particular por tener un estilo particular. No hay una referencia histórica y cultural como por ejemplo si la puede haber en Escocia.

monte Fuji Japón

Aun así podemos diferenciar el clima. Mientras que el sur es caliente y seco (podría recordarnos al clima de Kentucky, en Estados Unidos), el norte es más frío y húmedo.

Esto significa que los whiskies del sur suelen madurar más rápido y los del norte menos, pareciéndose más a los escoceses.

Materias primas

Las materias primas usadas en Japón para la elaboración de whisky son en principio las mismas que en Escocia: cebada malteada para elaborar los single malt.

Normalmente la cebada se importa desde Escocia y no está ahumada.

Para los blendeds se pueden usar también otros cereales o granos y está permitido usar whisky escocés en la mezcla.

La diferencia principal

En Japón, a diferencia de otros paises productores de whisky como Escocia, Irlanda o Estados Unidos, se usa un hongo llamado koji que en latín se denomina Aspergillus oryzae.

Este hongo se usa en la producción de sake y sirve en la de whisky para transferir diferentes sabores y características al resultado final.

arroz koji