Saltar al contenido
Todo Destilados

Los 11 Mejores Licores

licor

Lista de los 11 mejores licores del mundo

Esta lista que hemos creado recoge algunos de los mejores y más importantes licores de todo el mundo. No están todos, pues licores hay muchos. Pero creemos que estos son los que no pueden faltar en ningún bar, casa o simplemente que no podamos conocer. Son licores demasiado importantes como para que pasen desapercibidos.

Cointreau

 

 

Origen: Francia.

Ingredientes: Naranjas dulces y amargas de España y Haití, flor de azahar, aceites esenciales.

Usos principales: Es un licor necesario para muchos cócteles clásicos como el Margarita, el Cosmopolitan o Mai Tai. Se puede tomar solo también, preferiblemente muy frio y con hielo.

Tipo de destilación: Maceración de ingredientes en alcohol obtenido con cereales seguida de doble destilación en alambiques tradicionales o pot still. Tiene un 40% de alcohol y 216 gramos de azúcar por litro.

Cointreau es un triple sec elaborado a partir de macerar la piel de la naranja en el alcohol base para ser destilado de nuevo.

Edouard Cointreau lo creó en el 1834 en su destilería familiar. Desde un principio aparecía triple sec en la etiqueta, pero debido a las copias que se empezaron a crear, quisieron distanciarse y añadir solo el apellido familiar Cointreau.

Se ha convertido en un clásico que se vende por todo el mundo.

 

Disaronno Amaretto

Origen: Italia.

Ingredientes: Hueso de melocotón, aceite de almendra amarga, 17 frutas, especias.

Usos principales: Se sirve como digestivo en los postres con frutas o helados. También se usa en repostería como en el clásico tiramisú. También en cócteles como el amaretto sour. Se recomiendo servir frío.

Tipo de destilación: Maceración de ingredientes en alcohol etílico neutro. Tiene un 28% de alcohol y 340 gramos de azúcar por litro.

Amaretto Disaronno es el licor de almendras más famoso del mundo. Amaro significa amargo en italiano, así que amaretto es ‘’el pequeño amargo’’.

Tal vez te sorprenda saber que su ingrediente principal no es la almendra si no el hueso del melocotón, el cual proporciona ese sabor tan interesante de almendra.

Aunque la marca Disaronno Amaretto (elaborado por Illva Saronno) se elabora desde principios del siglo XX, la receta viene del año 1525 cuando una modelo del artista Bernardino Luini (discípulo de Leonardo Da Vinci) le preparó este licor. Lo hizo a partir de brandy, el cual lo endulzó y aromatizo con huesos de melocotón.

 

Frangelico

Origen: Italia.

Ingredientes: Avellanas tostadas, cacao, café, vainilla, flor de azahar.

Usos principales: Se toma como digestivo, normalmente con hielo. También se usa en repostería por su sabor agradable a avellanas y recuerdo de vainilla.

Tipo de destilación: Maceración en alcohol neutro seguido de una maduración en barricas de roble antes de embotellarse. Tiene un 20% de alcohol y un azúcar de 219 gr por litro.

Frangelico es otro de los grandes licores italianos a base de frutos secos. Fue creado en el siglo XVII por el padre franciscano Fra Angelico en el Piemonte, en el norte de Italia. Las avellanas están tostadas ligeramente y junto al cacao, café, coco y especias, se dejan macerar en alcohol neutro para después aromatizarlo con vainilla.

 

Licor 43

Origen: España.

Ingredientes: 43 ingredientes secretos entre los que destacan la vainilla, cítricos y diferentes especias y hierbas aromáticas mediterráneas.

Usos principales: El licor 43 es muy usado en cafés, por ejemplo, en la preparación de carajillos y combinado con leche condensada. También se puede servir solo con hielo y como la mayoría de licores, tiene su uso en coctelería.

Tipo de destilación: Maceración en alcohol etílico neutro, seguido de reposo en cubas de acero inoxidables y filtrado antes de embotellarse. Tiene un 31 % de alcohol y 426 gramos de azúcar por litro.

Licor 43 es el licor más conocido fuera y dentro de las fronteras de España. Se elabora en Cartagena desde el 1946, donde la familia Zamora se inspiró en un licor que ya se elaboraba en la zona en la época romana, llamado Liqvor Mirabilis. Sigue siendo una empresa familiar que ha sabido expandirse internacionalmente hasta llegar a más de 70 países.

 

Anís del mono

Origen: España.

Ingredientes: Semillas de anís y otras plantas aromáticas.

Usos principales: El anís del mono se puede tomar solo muy frío, con o sin hielo. Mezclado con agua se conoce como Palomita. También se puede tomar con café en forma de carajillo o mezclado con brandy, el cual se llama sol y sombra o Barrecha (del catalán barrejar).

Tipo de destilación: Maceración de ingredientes en alcohol etílico neutro. Existen 2 tipos de anís del mono, el rojo (dulce) con un 35% de alcohol y el verde (seco) con un 40%.

Anís del mono es una marca muy conocida en España que empezó en el 1870. Su peculiar diseño tiene varias explicaciones. El nombre se debe a que el propietario, Vicente Bosch, recibió un mono de América, donde tenía negocios. El mono guarda, además, un parecido con Charles Darwin. Su botella de diseño adiamantado fue una inspiración de una botella de colonia que Bosch compró a su esposa en París.

 

Grand Marnier

Origen: Francia.

Ingredientes: Cognac, naranjas amargas (Citrus bigaradia),

Usos principales: Como digestivo después de las comidas, también usado en coctelería y repostería.

Tipo de destilación: Las cascaras de naranjas semi-maduras son maceradas en cognac, seguido de la adición de azúcar. Tiene un 40 % de alcohol y un azúcar de 214 gr por litro.

Grand Marnier sigue usando la receta tradicional de la familia. El cognac es también elaborado por la familia en su propiedad Château de Bourg-Charente. Jean Baptiste Lapostolle el que fundó una pequeña destilería en el 1827.

Todo empezó cuando en el año 1870 el hijo de Jean Baptiste, Eugéne viajó a Cognac y se llevó consigo el brandy típico de la zona. Fue realmente Louis-Alexandre Marnier (marido de la hija de Eugéne) a quien se le ocurrió mezclar el licor de naranja que ellos producían con el cognac. Así nació Grand Marnier.

 

Baileys

Origen: Irlanda.

Ingredientes: Whiskey irlandés, nata.

Usos principales: Como digestivo, servido muy frio con cubitos de hielo o picado. Su fecha de caducidad suele estar entre los 24 meses.

Tipo de destilación: whiskey irlandés de triple destilación acompañado de una adición de saborizante de chocolate antes de ser centrifugado con nata fresca. Tiene un 17 % de alcohol y 198 gramos de azúcar por litro.

Baileys Irish Cream es el licor más vendido del mundo. Su éxito fue algo inesperado, pero la emulsión de whiskey con nata fue toda una revolución en la industria de los espirituosos. Se venden unas 78 millones de botellas al año de este producto alrededor del mundo entero.

Algo curioso de este licor es la industria de nata que se ha creado alrededor. Se calcula que hay 45.000 vacas que suplen la demanda de nata a la fábrica, hasta tal punto que concentra el 1% del PIB nacional.

 

Drambuie

Origen: Escocia.

Ingredientes: Whisky escocés de hasta 15 años, miel de brezo, especias y hierbas aromáticas.

Usos principales: Principalmente como digestivo después de las comidas.

Tipo de destilación: maceración de los diferentes ingredientes en whisky escocés. Endulzamiento con miel de brezo. Tiene un 40 % de alcohol y 377 gramos de azúcar por litro.

Drambuie es uno de los licores más famosos de Escocia, usa whisky de diferentes zonas escocesa. El nombre de este licor se registró en el 1892 y proviene del gaélico ‘’an dram buidheach’’ que significa algo así como ‘’bebida que satisface’’.

Aunque la receta no fue desarrollada por monjes, como muchos otros licores, puede recordar a ellos por los ingredientes utilizados. Esta en el mercado desde el 1910.

 

Ratafía dels Raiers

Origen: España, tradicionalmente elaborado en Cataluña.

Ingredientes: alcohol etílico neutro, nueces frescas, plantas aromáticas, raíces y especias.

Usos principales: Principalmente como digestivo después de las comidas. También se puede usar en la cocina para realzar sabor en estofados y caldos.

Tipo de destilación: Maceración de las plantas aromáticas y especias en alcohol etílico neutro seguido de filtrado y endulzamiento antes de ser añejado 3 meses en barricas de roble. Tiene un 29% de alcohol y 275 gramos de azúcar por litro.

La ratafía es un licor típico de Cataluña elaborado a partir de nueces y diversas especias y plantas aromáticas. Es muy popular como digestivo y su buen sabor lo han hecho muy popular.

Ratafía dels Raiers se elabora desde el 1964 aunque en esa misma destilería se elaboran licores de diversos tipos desde el 1883.

 

Chartreuse

Origen: Francia, aunque también se fabricó durante años en Tarragona, España.

Ingredientes: Brandy, 130 plantas aromáticas, raíces, frutas y hierbas aromáticas de las cuales solo se conocen la angélica y el ajenjo. En la versión amarilla también azafrán.

Usos principales: Como aperitivo, digestivo, coctelería, como condimento en comidas.

Tipo de destilación: Maceración de los ingredientes en tiempos distintos, después se destila en alambiques de cobre pequeños calentados con vapor. Tan solo los monjes y sus ayudantes pueden estar presentes en la destilería.

Chartreuse es seguramente el licor más misterioso del mundo. Esta lleno de incógnitas e historias, haciéndolo muy especial. Es creación de los monjes cartujanos en Voiron, cerca de Grenoble, en Francia. La receta original la escribió el padre Jérôme Maubec en el 1605.

Existen dos variedades, la verde y la amarilla. El licor que ha conseguido más prestigio es el verde, con un 55% de alcohol y con una receta que proviene del 1764.

El secretismo de su receta es máximo, llegando a ser solo 2 monjes cartujanos los que conocen la receta, no pudiendo viajar al mismo tiempo pues en caso de accidente la receta quedaría en olvido.

En el año 1903 los monjes cartujanos son expulsados a la fuerza y los maestros destiladores abren una nueva destilería en Tarragona. Allí producen el mismo licor, pero bajo el nombre de Liqueur fabriquée à Tarragone par les Pères Chartreux ya que el nombre de Chartreuse fue vendido a un grupo privado.

En el 1921 se abrió otra destilería a las afueras de Marsella, elaborando el mismo licor bajo la etiqueta de Tarragone (todo el mundo sabía que el original era el llamado Tarragone, y que el Chartreuse era una copia).

Los licores elaborados desde el 1903 hasta el 1989 son muy difíciles de encontrar y extremadamente caros. Según la edad de la botella y el origen, pueden estar valoradas en más de 3.000 euros.

 

Tía María

Origen: Jamaica, aunque producido hoy en día en Italia.

Ingredientes: Ron, café de Jamaica (Blue Mountain), vainilla.

Usos principales: Como digestivo con hielo, en cócteles con cola o leche. También se usa en cafés y postres.

Tipo de destilación: Ron blanco macerado en auténtico café jamaicano Blue Mountain, además de vainilla de Madagascar y un poco de chocolate. Tiene un 20% de alcohol y 290 gramos de azúcar por litro.

El café que se usa para elaborar este licor es considerado uno de los mejores del mundo y uno de los más caros. Debe ser plantado a una altura superior a los 900 metros en Jamaica. Los controles son estrictos y tienen una denominación de origen protegida.

Se trata de un licor creado después de la segunda guerra mundial inventado en Jamaica, aunque hoy en día esta bajo la empresa ILLVA Disaronno, ubicada en el norte de Milán.

¿Qué es un licor?

 

La diferencia básica entre los licores y el resto de destilados, es que estos están endulzados y aromatizados. Aquí analizamos los 11 licores imprescindibles qué debes conocer.

Un licor puede partir de la base de un destilado neutro, el cual no aportará ningún tipo de aroma al resultado final o un destilado que provenga de la destilación tradicional, el cual si transmitirá sus propiedades y características al licor final.

ENTRA AQUÍ COMPRAR LOS MEJORES LICORES DEL MUNDO

Según las reglas de la Unión Europea, los licores tienen unos mínimos de azúcar que deben incluir. En el caso por ejemplo de los destilados de cereza, deben llevar un mínimo de 70 gramos por litro. Los de anís, de 80 gramos y el resto de 100.

Los licores se pueden aromatizar con fruta fresca y bayas, con especias y hierbas aromáticas, con nueces, cacao o café, incluso emulsionados con leche o nata.

Aquellos que tienen una calidad superior, usarán productos naturales y de primera calidad. Mientras que los más baratos usarán saborizantes y aromatizantes que replicarán aquellos sabores deseados.

La calidad del licor la encontraremos principalmente en su aroma, seguido de su sabor. Aquellos que no guarden una óptima calidad, nos recordaran a un aroma sintético, como de golosinas.

chupitos de licor

Métodos en la elaboración de licores

 

Existen diferentes formas de producción en la elaboración de licores.

La primera y más barata es añadiendo esencias y aromas sintéticos. Normalmente se usan para mezclar, no para beber solos. Este tipo de licores puede ser transparente, o de color, ya sea por la adición de colorantes como de purés de frutas.

Los licores se pueden elaborar por maceración. Dentro de la maceración, existen 2 subcategorías.

El método de maceración consiste en extraer los sabores y aromas del ingrediente macerado en el alcohol donde lo introduzcamos.

Se podrá macerar y hacer una infusión de los ingredientes, calentando ligeramente el destilado junto a las esencias, conseguiremos que el proceso sea más rápido. Este método es algo delicado ya que según de que ingredientes se trate, estos pueden desprender sabores indeseados.

Es preferible realizar la maceración en frio, de forma que los aromas se extraigan poco a poco y de forma natural. Si la fruta está lo suficiente madura, se añadirá alrededor de 2 partes de fruta y 1 de alcohol. También se le añade algo de agua. Se consigue, después de una maceración que dura entre 5 y 7 semanas, un licor de un 30% en alcohol.

Después de haber macerado los ingredientes en alcohol, se deberá elegir entre destilar de nuevo o no:

  • Maceración seguida de percolación: Después de haber macerado los ingredientes en el destilado (fruta madura, especias, hierbas aromáticas…), estos se colarán. De esta forma obtendremos azucares naturales de la fruta, además del color por contacto directo con el alcohol.

 

Es importante anotar que a través de este método se obtienen licores que deben consumirse lo antes posibles. Sus aromas y colores irán disipándose con el tiempo como consecuencia de la oxidación.

cóctel licor

En el caso de licores como Grand Marnier (elaborado a base de naranja), Chartreuse o Bénédictine (a base de hierbas aromáticas y especias) esto no ocurrirá ya que los ingredientes no se oxidan del mismo modo que si están elaborados con fruta fresca.

 

  • Maceración seguida de destilación: Después de haber macerado los ingredientes en el destilado neutro, el líquido obtenido se volverá a destilar. De esta forma obtendremos un »nuevo» destilado, sin color, sin riesgo de perder sabor ni aromas por la oxidación. Licores como Cointreau o Maraschino usan este método.

 

Una subcategoría de esta técnica es la de destilar usando el método racking, como en algunas ginebras. Consiste en poner los ingredientes en cestos con orificios e introducirlos en la destiladora, de modo que, al destilarse, todos los aromas se queden impregnados en el líquido final. Se trata de un método de elaboración más difícil y que requiere más tiempo.

 

El último paso en la elaboración de los destilados es la adición de azúcar, glucosa o miel hasta el punto deseado. También se le añadirá edulcorantes en el caso de que los llevará. Por último y por norma general, se suelen filtrar antes de ser embotellados.

 

El origen y la historia de los licores

 

Los licores son las bebidas espirituosas más antiguas. Los romanos y griegos ya añadían miel y diversas especias a sus vinos para esconder los malos sabores. Cuando la destilación empezó a surgir para crear bebidas alcohólicas, se usaron las mismas técnicas de endulzado y aromatización que con el vino.

Los monjes europeos fueron los encargados de investigar y crear métodos de elaboración para la creación de licores. A través de sus investigaciones con el fin de crear medicinas, dejaron una herencia cultural en el desarrollo de los licores.

El origen etimológico de la palabra licor viene del latín ‘’liquefacere’’ que significa algo así como diluir algo en un líquido.

copa con licor

Los destilados, se pudo observar en la época medieval, diluían mucho mejor las esencias de las plantas medicinales. Esto junto a que los destilados tienen un efecto antiséptico natural hizo que se convirtieran en objeto de estudio por los religiosos.

Muchos de los licores que conocemos tienen características comunes además de que sus recetas son guardadas bajo fuerte secretismo. Tan solo algunos afortunados conocen la receta de los licores más codiciados.

Todos los claustros medievales contaban con huertos llenos de diversas plantas medicinas y especias con las que realizar experimentos.

Fue Arnau de Vilanova (se cree que nació en Valencia) el pionero en las técnicas de maceración de hierbas aromáticas y plantas en destilados para la creación de medicinas.

En el siglo XV se hicieron grandes avances en la obtención de licores gracias a los monjes italianos. Fue Catalina de Médici, noble italiana de Florencia, la que desarrollara un gusto especial por los licores, no solo como medicina, si no para disfrutarlos como bebida.

Su matrimonio con Enrique, duque de Orleans, hizo que introdujera los licores italianos en su nuevo hogar francés. Los licores disfrutados en las cortes pronto llegaron a oídos de la nobleza francesa, lo que despertó un interés general hacía este tipo de bebidas.

A mediados del siglo XVI los licores de fruta empezaron a surgir. Se consideraban más delicados que los licores amargos elaborados por los monjes, su reputación y fama empezó a crecer entre toda la población.

Otro país que influyó en el desarrollo de los licores fue Holanda, que gracias a sus viajes hacía sitios exóticos, encontraban diversidad de especias. No es casualidad que la primera empresa de licores se fundará en Holanda.

Bols se convirtió en elaborador de licores de la historia, fundada en el 1575. Hoy en día, las holandesas Bols y De Kuyper producen más de 70 millones de botellas de licor anuales.

En Francia, la empresa de licores más antigua es Marie Brizard, fundada en el 1755.

Durante el siglo XIX la industria de los licores hizo huella en Europa. Montpellier se convirtió en una especie de Meca del licor y muchas empresas que hoy conocemos hoy en día se establecieron por diferentes zonas de Francia. Cointreau se fundó en el 1849, Cusenier en el 1868, Marnier-Lapostolle en el 1880 y Giffard en el 1885.

Hasta mediados del siglo XX era común beber algún licor después de las comidas. Esto empezaría a cambiar gracias al resurgimiento de otros destilados como el whisky o el cognac, el resultado fue que los licores perdieron fama.

El nacimiento de Baileys, en el 1976, cambiaría un poco esa tendencia bajista y los licores volvieron a tener algo de visibilidad. Baileys ha sido uno de los licores más vendidos, con unas 78 millones de botellas vendidas al año.

Las ultimas tendencias en licores fue a mediados de los 80, cuando se popularizó el licor italiano Galliano, que se bebía en forma de chupito, poco después llegó el limoncello.

El éxito de muchos licores se lo debemos a los bares, que, gracias a los cocteles, siguen vivos en sus mezclas.

cócteles tropicales

 

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 3)